“Turbia”, el convulso futuro sin agua de la ciudad colombiana de Cali

La ciudad de Cali en 2023, sedienta de agua y ahogada en la violencia y la corrupción: ese es el escenario de la serie colombiana “Turbia”, que se presentará este domingo en el festival Series Mania de Lille (Francia).

Ubicada en el Valle del Cauca, cerca de la costa del Pacífico, Cali recibe casi el doble de lluvia al año que París.

Pero, ¿qué pasaría si la estación seca se prolongara agónicamente y cuando lloviera, las consecuencias fueran una catástrofe ecológica y humanitaria?

“Turbia” consta de seis episodios inicialmente independientes, pero que poco a poco se entrelazan.

Producida por Contravía Films para la cadena colombiana Telepacífico, “Turbia” fue filmada en 2019, pero como tantos otros proyectos cinematográficos, quedó varada por la pandemia del covid-19.

Colombia se vio sumida en una ola de protestas por la pandemia que tiene cierto eco en la serie.

“Al final acabamos usando sonidos reales de la revuelta (…) para cuestionar toda la situación ambiental”, explica en un vídeo el creador de ‘Turbia’, Óscar Ruiz Navia, que también dirigió la primera de las seis. entrevista con AFP. episodios

“Cada episodio tiene lugar en una zona diferente de la ciudad”, explicó el director.

“El concepto era reunir a seis directores de cine que pudieran hacer una serie aprovechando el boom que hay ahora”, agregó.

En el primer capítulo, una joven pareja se enamora a pesar de que su relación está condenada al fracaso, a causa de los barrios donde nacieron.

Él en la “zona seca”, dependiente del suministro de agua en camiones, y ella en la “zona húmeda”, donde las piscinas aún están llenas y el preciado líquido no es problema.

“Turbia”, que se estrenará en Colombia luego de su exhibición en Lille, depara una sorpresa para el televidente: la participación de la política ambientalista Francia Márquez, quien podría convertirse en la próxima vicepresidenta de Colombia.

En el tercer episodio, Márquez interpreta a Esnela, una mujer que se opone a ser expulsada de un barrio pobre, en medio de esa acuciante falta de agua.

“La invitamos a actuar en la serie, interpretando a un personaje parecido a ella”, explica Ruiz Navia.

En total, la serie ha costado alrededor de un millón de dólares. Una cantidad irrisoria comparada con las fastuosas producciones que presentan plataformas como Netflix o Amazon, en Lille, a partir de este fin de semana.

Pero Óscar Ruiz Navia y sus compañeros directores de ‘Turbia’ no niegan el profundo cambio que ha supuesto la pandemia en los gustos del espectador, al que parece haberle convencido el cine de pequeña pantalla.

Una serie colombiana, “La Reina del Flow”, ha tenido un gran éxito internacional en Netflix, acaparando los primeros puestos de audiencia en Francia o España.

“Las plataformas se están convirtiendo en ese espacio donde también podemos comunicarnos con nuestra audiencia. Porque si esperamos a que un exhibidor de teatro nos programe la película, ahí nos quedamos por años”, dice.

“Pertenecemos a una generación de cineastas que tuvo la suerte de participar en festivales como Cannes”, explica.

Ruiz Navia estrenó en 2010 “El volcar el cangrejo” en la Berlinale.

Carlos Moreno, quien dirigió el segundo episodio, es conocido internacionalmente por “Escobar, el patrón del mal”, sobre el capo colombiano, que fue distribuida por Telemundo en 2012.

César Augusto Acevedo ganó la Cámara de Oro en Cannes por su ópera prima “La Tierra y la Sombra”.

Los otros directores son William Vega, Jorge Navas y Santiago Lozano.

jz/eso

Leave a Comment