Thornton inclinó la balanza y Peñarol es segundo en la Liga Nacional «Diario La Capital de Mar del Plata

por Sebastián Arana

Peñarol, empujado por un gran marco en el Polideportivo, logró una victoria que vale oro. Derrotó a Gimnasia de Comodoro Rivadavia 72-65 para arrebatarle el segundo lugar -por cierto, quedándose con la ventaja deportiva para un eventual empate a puntos- de la Liga Nacional de Baloncesto. El equipo de Mar del Plata hizo un gran esfuerzo para equilibrar una terrible lucha física, pero inclinó la balanza cuando apareció Al Thornton, el más talentoso de todos los jugadores que pisaron la cancha.

Lucharon en una extraordinaria batalla defensiva. Muy equilibrado. Los dos se hicieron fallar mutuamente. Peñarol, que arrancó el partido con un triple de Buemo, estuvo los cinco minutos siguientes sin convertir y apenas anotó tres tiros de campo, todos de tres, a lo largo de un primer cuarto en el que casi no hubo remates cómodos.

peñacomodoro7

Sin embargo, tampoco los concedió en su propia canasta. Anuló a Orresta y Elliott y no dio facilidades a los interiores, además de dominar el rebote con una gran gestión de Tomás Monacchi.

En cualquier caso, Gimnasia, con un par de aciertos de Mencía y Acuña, se llevó el primer cuarto por un escaso 12-11. Y siempre lideró en el segundo, aunque nunca por más de cinco puntos. Mencía pesó más en posiciones cercanas a canasta, Acuña alternó buenas y malas y Vega, con una buena renta, les apoyó desde el perímetro.

Ramella se alternaba con Sansimoni y Valinotti en la base en su búsqueda de despejar el ataque. Finalmente encontró algo de claridad con la segunda entrada de la olavarriense, que conectó con Philip Lockett para generar tiros claros. La entrada de Fabián Sahdi, igualmente, le dio un poco más de claridad y gol a Peñarol. Y un triple suyo y otro de Monacchi le permitieron irse al descanso 34-36 abajo.

peñacomodoro9

Peñarol tuvo su mejor paso al inicio del tercer cuarto. Mantuvo su solidez defensiva y, a menudo, alimentó a Tevin Glass, quien se centró con determinación en el aro. El equipo de Mar del Plata se fue al frente y logró ventajas cortas. Los supo sostener mientras Gimnasia limitaba su producción ofensiva a Mencía y Acuña.

Sin embargo, hacia el final del cuarto, los comodorenses comenzaron a torcer el brazo de Peñarol al tomar rebotes ofensivos. Al mismo tiempo, sus bases, hasta entonces poco participativas, comenzaron a gravitar.

Gimnasia, con un triple de Orresta, consiguió recuperar la ventaja (53-51) antes de entrar en el cuarto final. Y presionó al máximo a Peñarol con un parcial de 6-0 en los dos primeros minutos del último segmento.

La reacción de las milrayitas fue automática. Hizo bien en volver a entrar en el juego de Lockett por Franco para poner una defensa que, temporalmente, se había derrumbado.

peñacomodoro11

Todavía con problemas para atacar, decidió buscar la oportunidad de lanzar tiros libres para reducir casi toda la brecha.

Todavía faltaba algo en un duelo duro, físico y estresante. La aparición del talento para definirlo. Y esa cuota la completó Al Thornton cerca del final. Su primera entrada no había sido significativa, pero la del último cuarto les valió a las dos. Anotó los tiros de riesgo, le puso una tapada monumental a “Toro” Acuña cuando el partido estaba indeciso, se fue a la línea cuando debía y terminó definiendo la pelea con un triple desde lejos a falta de un minuto.

Así que Peñarol, finalmente, pudo torcerle la muñeca a Gimnasia. Así ganó, recuperó el segundo lugar y aseguró una ventaja deportiva sobre los comodorenses en caso de un posible empate a puntos. Mejor imposible.

peñacomodoro15
la síntesis

Peñarol 72
B. Sansimoni 5, C. Buemo 7, T. Monacchi 6, T. Glass 17 y P. Lockett 11 (FI); J. Valinotti 3, N. Franco 2, F. Marín 0, F. Sahdi 8 y A. Thornton 13. DT: Leandro Ramella.
Gimnasia (RC) 65
S. Orresta 6, M. Elliott 7, Y. Mencía 17, A. Barreiro 4 y R. Acuña 14 (FI); S. Vega 10, D. Romero 1 y F. Vázquez 6. DT: Martín Villagrán.
Estadio: Polideportivo “Islas Malvinas”.
Árbitros: Juan Fernández-Rodrigo Castillo-Alejandro Trías.
Parcial: 11-12, 34-36 y 51-53.

Leave a Comment