su regreso a la Selección, el 11 ideal en FIFA y la comparación con Messi

“Me siento muy feliz, feliz de estar representando a Celeste y a Blanca como siempre, y qué mejor que estar en el campo y con la camiseta puesta. No sentí que me fui, sino que vengo peleando desde otro lugar y siempre con la camiseta de cada club en el que estoy”.

Es lunes por la tarde y los mensajes se repiten en cada teléfono. “¡Vuelve Banini!”, acompañada de la imagen que contiene la lista de los elegidos por el técnico Germán Portanova para defender los colores de la Selección Argentina en la próxima fecha FIFA. En Twitter, Estefanía se vuelve tendencia y la mendocina se emociona en España al recibir la convocatoria. El mejor jugador del país estará en los partidos contra Chile que se jugarán el jueves 7 y el domingo 10 de abril en Mendoza y San Luis.

No es para menos. Hace casi tres años que la centrocampista estrella vistió la camiseta que la emociona. La historia se remonta a 2019 cuando Argentina participó en el Mundial de Francia y la selección regresó al país luego del inolvidable partido con Escocia que terminó 3-3 en el Parque de los Príncipes.

La celebración tras el gol de Estefanía Banini en 2018, durante un partido entre Argentina y Brasil en el Grupo B de la Copa América Femenina

La celebración tras el gol de Estefanía Banini en 2018, durante un partido entre Argentina y Brasil en el Grupo B de la Copa América Femenina

Posteriormente, el capitán de la selección argentina no fue convocado para los Juegos Panamericanos. Fue ahí, cuando se dio a conocer dicha lista, el punto de quiebre entre los jugadores y el DT. En ese entonces yo estaba a cargo Carlos Borrello, quien se desempeñó en el cargo entre 2003 y 2012 y regresó al cargo en 2017 hasta 2021.

mira también

El fútbol femenino y el ciclo menstrual: jugadoras, entrenadores y médicos explican cómo se trabaja

En ese momento, Banini publicó este mensaje en sus redes sociales: “Sin descanso, sin lesiones, sin permisos de mi club. ¡Te sobran ganas de estar en la Selección! Desde los 5 años entreno para defender”. ¡La celeste y blanca!¡Luchar desde mi lugar por la igualdad sin discriminación! El cuerpo técnico decidió dejarme fuera. Ellos son los únicos que cobran, ellos que han decidido acabar con mi sueño de defender la (camiseta) más bonita por sus diferencias.

Estefanía Banini vuelve a jugar con la Selección Argentina.  Foto: Juana Presta

Estefanía Banini vuelve a jugar con la Selección Argentina. Foto: Juana Presta

mira también

Banini regresa a la Selección luego de tres años

Para ella y otros referentes se había cumplido el ciclo del cuerpo técnico y manifestaron que los habían marginado por opinar. No estaban de acuerdo con los métodos de formación, con la forma en que se enteraban de las llamadas y el desgaste era insostenible. Desde entonces, su apellido no aparecía entre los seleccionados. Hasta este lunes. El mendocino de 31 años peleó y volvió y en exclusiva con Olé analiza la importancia de la convocatoria.

Estefanía Banini en el Atlético de Madrid.  Créditos: Prensa del Atlético de Madrid

Estefanía Banini en el Atlético de Madrid. Créditos: Prensa del Atlético de Madrid

– ¿Dónde quedó el quiebre para no volver a citarse?

– En todo lo que se hizo público porque de ahí en adelante no hubo otra comunicación. No había absolutamente nada. Desde los cinco años soñé y trabajé para esto y siempre trato de mejorar para poder estar en esa Selección. Es lo que soñaba la niña Estefi. Quisiera darle a Celeste y Blanca lo que me ha tocado vivir en todos los países donde he estado, compartir la experiencia de lo que me ha tocado vivir. Y si no pasa, apoyando desde donde tengo que e intentando mejorar para poder estar.

– En esa publicación de Instagram en 2019 dijiste que no todos habían luchado de la misma manera. ¿Qué sentiste en ese momento?

– Me siento muy tranquila porque yo había dicho que si no ocurrían ciertos cambios, creía que tenía que decirlo para que ocurrieran y así poder seguir creciendo. Llevar nuestros colores al lugar que se merecen porque hay talento, lo que falta quizás es más trabajo. Me siento tranquilo porque hice lo que estaba en mis manos, lo que quizás ameritaba la situación como capitán y referente. Estaba completamente tranquilo, pero esto no quiere decir que no me duela cada vez que no estaba allí. Tengo la tranquilidad de haber hecho lo que dije y haber sido consecuente con eso porque creo que ha habido ciertos cambios y yo fui parte de eso. Ojalá pueda seguir siendo parte de muchos cambios para que las niñas no tengan que vivir lo mismo que nosotras. Creo que lo estamos logrando, cada uno lucha de la manera que cree que le conviene y estoy muy orgulloso de los valores que me inculcaron mis padres. Estoy tranquilo de haber luchado por esos principios.

mira también

Estefanía Banini sobre el Superclásico: "Win River, eso está más que claro"

– ¿Qué te inculcó?

– Ser valiente, ser respetuoso, intentar luchar y ser sincero. Tener buenas intenciones y desde allí se ha hecho lo que se hizo.

– ¿Cómo se enteró de esta convocatoria?

– ​El mensaje de la convocatoria llegó al club. Cierto es que ya habíamos estado hablando con Germán así que me fue contando un poco como iba el equipo, la idea que tenía y demás. Ya se habló, pero obviamente cuando llega la llamada al club es cuando me entero que es 100% real y es el último paso que se da para estar seguros, tranquilos y felices.

– ¿Qué crees que cambió para poder volver a estar en la Selección?

– Creo que eso se sabe. Es algo que se ha visto en el último año. El cuerpo técnico ha cambiado, la Selección Argentina crece. Es algo que se ha visto, era lo que buscábamos, lo que queríamos. A seguir intentándolo, buscando ser mejores y representar a Celeste y Blanca de la mejor manera, esforzándonos al máximo para dejar este camino más limpio y tranquilo para las futuras generaciones.

El principio

Finales de la década de 1990. Estefanía Banini mira a Pablo Aimar y Ariel Ortega en un televisor desde su casa en Mendoza y queda cautivada por su estilo de juego. Le sorprende ver la rebeldía y creatividad de Burrito mezclada con esa clase sin igual. La precisión quirúrgica del Payaso y su destreza la dejan sin palabras. Mientras tanto, en su familia le sugieren jugar al hockey, al voleibol o al baloncesto, pero el fútbol no está entre las opciones. La falta de difusión de lo femenino no le permite a esta pequeña Estefi identificarse con una jugadora, pero su corazón le dice que ahí está. El famoso deseo imposible de combatir.

mira también

El nuevo monto que la Copa Libertadores Femenina entregará a las campeonas

“No sé cómo logré tener la fuerza para decir ‘quiero esto’. Ella fue muy clara al respecto. Sabía que quería jugar al fútbol y no entendía por qué me daban otros deportes para elegir”.cuenta.

Las convicciones fueron más fuertes ya los 15 años comenzó a jugar en los Pumas, equipo mendocino formado por pulmón. A la hora de recordar sus primeros pases, dice que también jugaba mixto y defiende la práctica: “Soy muy partidario del fútbol mixto a temprana edad. Podemos aprender mucho de ellos y ellos de nosotros. Tenemos diferentes características, pero todas aplicables al fútbol. Sería muy interesante que se pudiera hacer fútbol mixto porque lo que viví fue muy bonito. Entonces empiezan a aparecer diferencias físicas que no nos permiten competir al mismo nivel. Nuestro 100% es totalmente diferente al 100% de ellos, pero sigue siendo el 100%”.

Estefanía Banini en el Atlético de Madrid.  Créditos: Prensa del Atlético de Madrid

Estefanía Banini en el Atlético de Madrid. Créditos: Prensa del Atlético de Madrid

mira también

La emoción de Banini por estar en el 11 ideal de FIFA: "no voy a dormir un guiño"

Su carrera profesional comenzó en Colo Colo de Chile donde en el 2012 se proclamó campeona de la Copa Libertadores. La centrocampista pasó por Estados Unidos defendiendo los colores del Washington Spirit, fichó por el Valencia de España y en 2018 se incorporó a la escuadra del Levante, donde permaneció tres años. En julio de 2021 fichó por el Atlético de Madrid y tiene contrato hasta 2023.

Aunque nunca integró la plantilla de un equipo de Primera División en Argentina, asegura que en algún momento le gustaría, pero no tiene preferencias de camiseta sino por trabajo: “Jugaría en el club que más apueste por las mujeres”.

mira también

Un argentino a un gran europeo

Hoy analiza su recorrido y asegura estar viviendo un gran momento en España. A finales del año pasado sufrió una lesión que la llevó a ser operada del menisco interno de la rodilla derecha. y su regreso a las canchas fue antes de lo esperado. Ya tuvo un tiro titular en la plantilla que actualmente se encuentra en el tercer puesto de la clasificación e incluso volvió a convertir.

Después de 13 años fuera de casa Confiesa que le gustaría volver a estar cerca de su familia y asegura que tiene un entorno que la contiene y la acompaña. Se define como una persona que resuelve los problemas con alegría y la perseverancia es una de sus banderas. La lucha es parte de su vida y reconoce ir contra la corriente. Estefanía Banini, como el salmón, sigue su propio rumbo.

mira también

Alexia Putellas, la mejor futbolista de 2021

En el 11 ideal de FIFA

En enero, Mendoza logró un reconocimiento histórico. La FIFA la eligió en el 11 ideal de 2021 y fue galardonada en los Premios The Best, convirtiéndose en la primera argentina en lograrlo. Junto a jugadoras de larga trayectoria, como la brasileña Marta o el estadounidense Alex Morgan, está reconocida como una de las mejores del mundo.

“Fue una gala vía Zoom y fue un poco raro ese día. Me avisaron desde el club que yo estaba allí y que tenía que cumplir unos requisitos para poder participar. Era un día de entrenamiento, llegué a casa, almorcé y hasta el momento estaba preseleccionado entre los 23 jugadores que habían hecho un corte en la lista. Cuando me enviaron eso del club, no entendí qué era, por qué tanto problema. Ahí me dijeron que iba a estar en el 11 ideal y me puse a llorar. No era algo que esperaba o buscaba. Como deportista, uno se pone metas, quiere mejorar y estar entre los mejores, pero no lo buscaba. Pasó y fue un gran mimo para el momento que estaba pasando. Salía de una lesión grave, de una operación, y fue muy bonito”.

La comparación con Messi

Estefi vive con la constante comparación que la deja en la sombra del mejor del mundo: Lionel Messi. “El Messi del fútbol femenino”, titulan portales de noticias de diferentes partes y su nombre se desdibuja ante la figura de la estrella que milita en el Paris Saint Germain.

“También un poco por la posición en la que jugamos, el país que compartimos, creo que llama la atención intentar jugar siempre con el pie, tener un regate corto… el hecho de que los dos miden poco, ja. Todo esto da para cierta comparación, pero es algo que estamos cambiando. En muchos países está más avanzado que en el nuestro y ojalá podamos reconocer a ambos sin tener que comparar uno con el otro”, explica el centrocampista.

mira también

El secreto del éxito en el fútbol estadounidense y tres jugadores que compiten en West Alabama, Navarro College y Texas Tech

Y concluyó: “Más allá de lo que signifique esa comparación, que es muy bonita y no puedo dejar de sentirme orgullosa porque me comparan con los mejores del mundo, me refiero a que sería mejor que nos conocieran sin tener que compararnos. Eso pasa dentro de los hombres también, comparan a Messi con Maradona. Creo que tenemos que aprender a distinguir a los diferentes jugadores y valorarlos por lo que son”.

Leave a Comment