Somoza prueba sus pilchas como un sinvergüenza DT

Los dirigentes de Central se reunieron la tarde de este jueves y tras el cónclave prácticamente definieron el nombre del sucesor de Kily González como técnico canalla. Así las cosas, todo está encaminado para que Leandro Somoza calce sus zapatos y se siente en el banquillo para dirigir al equipo en el partido ante Tigre, por la octava jornada de la Copa de la Liga. Cierto es que el nombramiento del nuevo técnico se terminó de cocinar en la reunión que mantuvieron el presidente Rodolfo Di Pollina, el vicepresidente Ricardo Carloni, el secretario Guillermo Hanono, el secretario de Hacienda Fabio García, el tesorero Esteban Ferreyra y el director deportivo Raúl Gordillo. en una reunión extraordinaria de la junta directiva, pero también es cierto que la balanza comenzó a inclinarse a favor del ex asistente de Miguel Russo en Boca cuando la mayoría de estos directivos se encontraron cara a cara con Somoza la tarde del miércoles en la casa de Gordillo.

Justo después de esa charla inicial con Somoza, quien llegó acompañado del agente que dirige su carrera, los directivos de Central se levantaron de la mesa con la convicción de que él era el hombre indicado para enderezar el rumbo de un equipo que viene a dar tumbos. que sigue conmocionado por la derrota en el clásico ante Newell’s. Ese mismo día también habían tenido un diálogo inicial con Lucas Pusineri, quien, al igual que Somoza, se subió a un auto y emprendió el viaje a Rosario. Pero a la hora de escuchar a ambos, Somoza se quedó con la pole position a pesar de que aún no había debutado como técnico principal de un equipo y Central sería su primera experiencia. Según dijeron todos los directivos asistentes a Ovación, el discurso de Somoza se vio favorecido por un conocimiento pleno de la realidad de Central y además cuenta como integrantes del cuerpo técnico con Diego Monarriz y el profesor Damián Lanatta, quienes estuvieron en el escenario del Chacho Coudet como entrenador canalla.

Otro dato que ayuda a entender la decisión de los dirigentes es que Monarriz mantiene muy buena relación con algunos de los jugadores que hoy siguen en la plantilla y que también estuvieron en el ciclo de Coudet, como los casos de Marco Ruben y Walter Montoya. . Es más, Somoza elaboró ​​con énfasis en dar una participación estelar a la inserción de jugadores de la cantera del club e incluso puso como ejemplo su incorporación al plantel de las divisiones inferiores en Lanús. Además, el ex mediocampista de Vélez, Boca y Lanús, entre otros equipos en los que jugó, también cuenta con la bendición de Miguel Angel Russo, quien lo tuvo como jugador y luego lo incorporó a su cuerpo técnico cuando dirigía a Cerro Porteño de Paraguay. y en su último paso por Boca.

Los dirigentes de Central también quedaron gratamente sorprendidos cuando Somoza les describió detalladamente las características del equipo de Central e incluso cuando se retó a sí mismo a recuperar la mejor versión de Milton Caraglio, con quien compartió plantel en Vélez en 2015. a sí mismo como técnico, a pesar de su inexperiencia, ubicado en el presente sinvergüenza y con celo en cuestiones tácticas. Todo lo contrario de lo que sucedió bajo las órdenes de Kily, quien nunca lució como un DT muy apegado a la táctica y la estrategia.

Todas estas cuestiones le posicionaron en la primera línea de salida, incluso por encima de técnicos con lazos canallas, pero que los dirigentes consideraron esta vez que no era el momento de apostar por ellos tras la decepción generada por la marcha de Kily.

Por ejemplo, ayer fue el turno de una reunión por zoom con Patricio Graff, quien actualmente dirige Coquimbo Unido del fútbol chileno. Lo escucharon, valoraron la decisión de dirigir a Central como una zanahoria importante en su carrera, pero la decisión de la directiva de arriesgarla por un DT que no es de la casa ya estaba tomada. En ese sentido, todos los caminos conducen a Somoza.

Leave a Comment