Netflix retrata el mundo del stand-up con ‘Comedians in Paris’

la comedia de levantarse en Cataluña es un mundo que ha crecido mucho en los últimos años. El sótanolos comedia de orolos feo genialO El otro Micrófono y tantos espectáculos más llenen sus carteles de monologuistas con ganas de pisar el escenario y con más y más espectadores. Algo similar ocurre en Francia, que esta serie pretende retratar a través de un espacio de comedia ficticio llamado Graciosonombre que da título a la serie, traducido aquí como Comediantes en París. Y es en este espacio donde veremos actuar a los cuatro protagonistas de la ficción, todos ellos con el difícil objetivo de triunfar como humoristas.

cuatro vidas interconectadas

El gran éxito de Comediantes en París es presentar a cuatro personajes que, a pesar de tener el mismo objetivo, se encuentran en puntos vitales muy diferentes. Nezir (Younes Boucif) tiene muchos problemas económicos y tiene que plantearse dejar la comedia si quiere salir adelante, a Aïssatou (Mariama Gueye) recién comienza a hacerlo bien gracias a un monólogo viral que pondrá en peligro su relación con su esposo, Bling (Juan Siuen) tuvo éxito en el pasado y ahora está desesperada por tener éxito nuevamente y Appoline (Elsa Guedj) aún no se ha atrevido a dar el primer paso.

Comediantes de París 2Cuatro vidas interconectadas a través del local Drôle para explicar el mundo del stand-up. / netflix

Cuatro vidas interconectadas a través del local Gracioso que sirven para hacer un retrato muy amplio de lo que significa el mundo del stand-up y los principales conflictos que conlleva. Desde el pánico de subirse a un escenario por primera vez hasta cómo puede afectar a la vida personal, pasando por los trabajos que uno tiene que compaginar si quiere sobrevivir con la comedia, parece claro que los guionistas dominan el tema, enseñándonos una amplio abanico de posibilidades. También tiene mucho mérito que no solo estén escribiendo las tramas y los diálogos de la serie, sino también los monólogos que hacen los personajes dentro de la serie.

Entre el drama y la comedia

Las bromas que sueltan los protagonistas sobre el escenario, sin embargo, no te parecerán nada del otro mundo si has ido a ver buenos números de pie, pero cumplen su función narrativa. y es que Comediantes en París no pretende ser una comedia hilarante, sino una drama; menos centrado en hacer reír al espectador y más en analizar las dificultades que tienen los monólogos para conseguirlo. Esos nervios, esa tensión, esa frustración cuando una broma no sale bien… Es curioso porque en las escenas donde uno de los protagonistas está haciendo un monólogo, sufres más si las cosas no salen bien que disfrutas como espectador, fruto de la empatía que la serie es capaz de generar con sus personajes.

En este sentido, se nota la mano de su creador, fanny smithque en 2015 ya había realizado un proyecto similar, retratando el mundo de los agentes de cine y televisión en ¡Llama a mi agente!, una comedia dramática que duró 4 temporadas. Veremos si con esta propuesta netflix puede durar tanto. Por ahora, en estos primeros seis capítulos demuestra que tiene los ingredientes para hacerlo: personajes interesantes y complejos, conflictos reales y universales, y un tono adecuado entre drama y comedia.

Leave a Comment