Fórmula 1: Drive to Survive – Temporada 4, revisión. ¿En el apogeo de la epopeya?

los Fórmula 1 ha pasado por años de una grave crisis de expectativa mediática. La era híbrida ha comprometido el interés de la clase reina del automovilismo, que no se entusiasma con el dominio de Mercedes o la falta significativa de adelantamientos. La llegada de libertad medios gestionar el resurgimiento de la F1 tanto en las nuevas generaciones como en mercados con margen de crecimiento, véase Estados Unidos, ha sido impecable. ahí están las figuras. y ahí está Conducir para sobrevivir, la serie documental que desde la temporada 2018 recoge lo acontecido durante esos meses. El mérito es indiscutible, pero esta Temporada 4 no ha estado a la altura de muchos de los episodios de la que seguramente es una de las mejores temporadas de la historia del Campeonato del Mundo de Fórmula 1.

Demasiado dramatismo y ausencias notables; luces y sombras

porque estos diez episodiosde nuevo con un metraje privilegiado y un montaje que respira lenguaje cinematográfico, son una montaña rusa de emociones. La temporada 72 del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 será recordada por muchas cosas; no solo por su última carrera y el triunfo de Max Verstappen al borde del abismo, acabando así con la hegemonía de las Flechas de Plata en la clasificación de pilotos. También fue el año en que Monza se convirtió en el sueño de McLaren hecho realidad; el año en el que Esteban Ocon logró una victoria que nadie hubiera imaginado; el año del regreso al podio de Fernando Alonso; el año en el que Lando Norris dejó claro una vez más por qué es uno de los pilotos que acaparará los titulares de los periódicos en los próximos años.

Fórmula 1: Drive to Survive - Temporada 4

Desafortunadamente, la serie documental tras bambalinas desde Películas de caja a caja tener mucho más una serie de ficción que un documental. Nada que ver con el planteamiento de Amazon con el reciente MotoGP Unlimited, imprescindible. Drive to Survive: la temporada 4 ha dejado mucho que desear, empapando de dramatismo algunas situaciones que pueden rayar en lo innecesario y dejando pasar la oportunidad de recoger algunos de los momentos narrados anteriormente con algo más de actualidad. Es evidente que el equilibrio entre información documental y espectáculo es complejo, pero la Temporada 3 lo hizo mucho mejor –basta ver el episodio 10 y cómo recoge, con encomiable delicadeza y humanidad, el accidente de Sébastien Grosjean.

Esta Temporada 4 se ha aferrado al drama en exceso. De la sanción de diez segundos a Hamilton en Silverstone convertida en una agónica pausa de más de medio minuto a la aparente parcialidad con la que se tratan algunos conflictos; siempre del lado del genial piloto británico.

“Si Drive to Survive – Season 4 ha servido para captar seguidores, al menos hay algo que celebrar”

Diez episodios fueron muchos. Para que os hagáis una idea, tanto la pretemporada como el Gran Premio de Baréin se cuentan en nada menos que tres episodios, totalmente amortizados desde el punto de vista de varios pilotos y equipos. Nada de esto sería un problema si no estuviéramos hablando de una serie de diez episodios, no de veinte. No hay tiempo que perder.

Fórmula 1: Drive to Survive - Temporada 4

Nos ha encantado como se han abordado algunos capítulos, eso sí. La situación de un clásico como Williams, que no levanta la cabeza desde hace cinco años, es captado en pantalla de forma real y creíble, haciendo consciente al espectador de lo complicado que puede llegar a ser lograr un punto sencillo. O cómo una posición por encima o por debajo puede determinar el presupuesto y los patrocinios de una temporada. Las lágrimas del talentoso George Russel no tienen precio. Igualmente destacable es el episodio dedicado íntegramente a los jóvenes pilotos de la parrilla, los potenciales campeones del mañana. No esperábamos algo así y ha sido maravilloso.

Desafortunadamente, hay otros que no funcionan de la misma manera. De nuevo, demasiada presencia de Haas, que abre las puertas de la cocina sin despertar interés en el espectador por su falta de colmillo competitivo; o la relación entre Norris y Daniel Ricciardo. Por todos es sabido que “Carlando”, como llamaban los fans a la amistad entre Carlos Sáinz y Lando Norris, está a años luz de cómo se llevan el británico y el australiano, pero no es tan malo como lo pintan en Drive to. Sobrevivir. De hecho, su relación es buena, evolucionó positivamente a lo largo de la temporada. Esa evolución brilla por su ausencia en esta producción audiovisual.

Fórmula 1: Drive to Survive - Temporada 4

El Gran Premio de Abu Dabi de 2021, lejos de lo esperado en Drive to Survive

No podemos terminar este repaso sin mencionar el episodio que habrá ganado cientos de miles de suscripciones a Netflix este mes de marzo: el Gran Premio de Abu Dabi de 2021. hamilton y Verstappenigual a puntos; Toto Wolff y Christian Hornero, los directores de los equipos de Fórmula Uno Mercedes-Benz y Red Bull, respectivamente, el yin y el yang. No se puede pedir más a este Gran Premio. Uno de esos días que recordaremos por lo que hacíamos y hasta por dónde estuvimos. Historia del deporte. El resultado es sencillamente notable, arrastrando el principal y más importante problema de esta temporada: la ausencia de Max Verstappen. Y

El holandés no quiso participar en Drive to Survive por discrepancias con la metodología de Box to Box Films, por lo que su rostro y testimonios se limitan a alguna declaración ajena al paddock. Poco más. Por lo tanto, notar la ausencia de Mad Max. La forma en que Netflix ha narrado el gran clímax de la temporada ha ido muy lejos de como lo ha hecho DAZN en España con sus coberturas y reportajes especiales. Esperábamos que la última vuelta y el desacuerdo entre la dirección de carrera (Michael Masi) y Mercedes tuvieran más información. Ha sido descafeinado.

Fórmula 1: Drive to Survive - Temporada 4

De lo contrario, Drive to Survive sigue siendo muy recomendable para aquellos que sienten curiosidad por los pilotos y la tensión de las carreras, no tanto por la realidad de la Fórmula 1.. Para eso hay otros canales y métodos. La primera y más importante: sigue la F1 real todos los fines de semana. Si Drive to Survive – Season 4 ha servido para atraer adeptos, al menos hay algo que celebrar: bienvenidos al Gran Circo del automovilismo, la Temporada 2022 apunta muy alto.

Leave a Comment