El español Alberto Mielgo gana el Oscar al mejor cortometraje de animación

Mielgo lleva más de dos décadas trabajando en el mundo de la animación para gigantes como Disney, Netflix o Sony, pero ahora ha ganado el Óscar con su apuesta más personal: “El limpiaparabrisas”, una producción que reflexiona sobre el amor.

El español Alberto Mielgo gana el Oscar al mejor cortometraje de animación

El español Alberto Mielgo ganó con “El limpiaparabrisas” la estatuilla al mejor cortometraje de animación en la 94 edición de los Oscar, galardón al que también aspiró el director chileno Hugo Covarrubias con “Bestia”. Al recoger el galardón, Mielgo subrayó que los nominados en su categoría en esta edición no eran producciones “mainstream”, sino producciones de “low budget”. Además, el cineasta español subrayó la temática de los cortos de animación de este año: “Cuatro de ellos eran para adultos”.

“Esto es solo el principio de lo que podemos hacer gracias a la animación”, subrayó Mielgo con un mensaje reivindicativo para equiparar este género en formato reducido a cualquier otro más propio de los largometrajes.

Visiblemente más nervioso que Mielgo, el productor de este cortometraje, el español Leo Sánchez, ha subido al escenario y ha reforzado el discurso y la “gran visión” del cineasta, al tiempo que ha dado las gracias a todos los miembros del equipo de “Los limpiaparabrisas” involucrados en lograrlo.

Mielgo lleva más de dos décadas trabajando en el mundo de la animación para gigantes como Disney, Netflix o Sony, pero ahora ha ganado el Óscar con su apuesta más personal: “El limpiaparabrisas”, una producción que reflexiona sobre el amor.

También ha participado en importantes películas como “La novia cadáver” o “Harry Potter y las reliquias de la muerte”.

Mielgo suma este Oscar a los tres Emmy que ya tiene en su honor por el cortometraje “El testigo”, que rodó para la serie “Amor, muerte y robots”.

El resto de aspirantes a la categoría de mejor cortometraje de animación fueron “Boxballet”, de Anton Dyakov; “Robin Robin”, de Dan Ojari y Mikey Please; y “Asuntos del Arte”, de Joanna Quinn y Les Mills.

Leo Sánchez: “Esto es un espectáculo, está siendo surrealista”

Leo Sánchez ha reconocido que aún no sabe “lo que se siente” al obtener la estatuilla, porque aún no ha “asimilado” la victoria. “No sé qué se siente todavía ganar, esto es un espectáculo, estamos de un lado para otro y llevas el Oscar en la mano”, explicó el productor, quien hizo un aparte durante la fiesta de celebración, en que ‘perdió’ con el director, Alberto Mielgo.

“Estoy con mi novia y amigos y todo esto es algo surrealista pero muy impresionante. Es difícil de describir. Es imposible localizar a Alberto, incluso para mí. Nos hemos separado, nos fuimos juntos al salir de la gala, pero él se va”. de aquí para allá y ahora no sé a dónde va”, reconoció entre risas.

Sánchez ha explicado que, a pesar de estar entre los favoritos, hasta que no ha oído el nombre de su corto no se le ha visto con la estatuilla en la mano. “Las posibilidades estaban ahí y lo éramos conscientes, pero el nivel era muy alto. Había cortos muy independientes, para adultos, y le podía ir a cualquiera: uno trataba de quedarse fuera”, apuntó.

El productor también se ha referido al momento más mediático de la gala, el manotazo de Will Smith al cómico Chris Rock. “Alberto y yo nos han metido en una habitación con todos los famosos que iban a hablar en el escenario: estábamos con Robert de Niro, Bill Murray, las hermanas Williams, todos mirando la pantalla, y de repente todo el mundo se quedó en silencio”, comentó. con humor

“La verdad es que parecía irreal y ha habido muchas dudas sobre si estaba listo. En el almuerzo de los Oscar tuve la oportunidad de hablar un poco con Will Smith y me parece un tipo increíble, no sé qué pasó. ahí, pero de todas formas este caso me parece algo muy desafortunado. Una cosa así entra en lo anecdótico, pero es un poco fuerte”, agregó.

Sánchez ha afirmado que el cine español atraviesa “un muy buen y gran momento a nivel mundial”, pero especialmente la animación. “Sobre todo por las plataformas, los cortometrajes empiezan a cobrar otro tipo de importancia, en España hay talentos increíbles y esto no ha hecho más que empezar”, concluyó.

Leave a Comment