Críticas a Stroke of Luck, una a lo Hitchcock que se detiene a mitad de camino

“¿Alguien quiere revisar Golpe de suerte? Se ha estrenado en Netflix y el guión es de andres kevin walkerguionista de Siete y asesinato en 8mm.” Normalmente hubiera dicho que no, pero nadie levantó la mano y estaba un poco aburrido, así que aquí estamos, comentando una de las películas más esperadas de netflix basado en algunas críticas y que no tenía ni idea de qué se trataba.

Home invasion flashes hitchcockianas

Gracias a Golpe de suerte He descubierto que hay un género nuevo, el allanamiento de morada, es decir “extraño se mete en casa ajena y los dueños lo pasan mal”. Esta vez el extraño es jason segelmuy lejos de los papeles de comedia que suele frecuentar, y los dueños son jesse plemons y Lily Collins. Los tres personajes serán, respectivamente, Nadie, CEO y Esposa. ¿Sus nombres? No lo son, ni les interesa.

Aquí lo que realmente importa no es el pasado de los tres personajes obligados a pasar un par de días en una casa extraña. Lo que importa es la relación que se establece entre ellos y la tensión que se crea, todo ello a base de diálogos y situaciones más o menos inesperadas. Viéndola, uno no puede dejar de pensar que sería una maravillosa obra minimalista, con tres personajes y un escenario (en este caso una villa espectacular) donde los actores pueden dar rienda suelta a todo su potencial.

Y en este caso lo hacen, especialmente jesse plemons, cuyo carácter está mucho más desarrollado que el de sus compañeros. Así como jason segel, demostrando que es mucho más que un actor de comedia. Lily Collins cumple Su carácter no da mucho más de sí mismo.

Golpe de suertecuyo titulo original es Ganancia inesperada y que se traduce en google traductor como “ganancia inesperada” (más cercana a la trama que a la traducción) poco más tiene que aportar, aparte del trabajo de sus actores y cierta tensión e intriga por saber cómo acabará todo. Es cierto que intenta darse un aire de Hitchcock, sobre todo en el uso de la música, en los tres actores en un mismo escenario, en esa calma tensa que amenaza con llevar a la tragedia, etc. Películas como La cuerda, la ventana trasera O Crimen perfecto pero Charlie McDowell no es ni remotamente Alfred Hitchcock.

Por momentos la película se vuelve algo lenta, algunas situaciones parecen forzadas y otras directamente absurdas, como los diálogos que se establecen entre los protagonistas a expensas del dinero del rescate que Nadie puede pedir. Intenta ser divertida e ingeniosa, pero cuando la insertas en una trama que rinde homenaje al maestro del suspense, acaba siendo una parodia.

Se ve y ya

A pesar de sus defectos, el trabajo de sus actores y los momentos de tensión priman sobre los momentos forzados y absurdos y no queda más remedio que concluir que Golpe de suerte es visto. No es malo, ni tiene una sensación de desastre o una burla. netflix Tiene películas mucho peores. Quizá el problema es que se remonta a un estilo de cine actual algo desfasado. Para ver películas hitchcockianas vamos directamente al original ya que Golpe de suerte no añade nada nuevo. Al menos dura poco tiempo, hora y media, acorde con las películas que ve.

La brecha entre lo propuesto Golpe de suerte, su estilo y modelo y el cine actual se ejemplifica en su final. Décadas atrás, cuando Don Alfredo ejercía de maestro de ceremonias, ese final se habría colado pero hoy, tras tragarse la franquicia de los CSI a pala, sabemos que esto es imposible, absurdo y disparate que arruina las buenas intenciones del director, guionista y actores, un gesto vanidoso de uno de los protagonistas, propio de tiempos más sencillos. Desde andres kevin walker esperábamos mucho más. Saludos, se feliz.

Leave a Comment